Skip to content
01-feb-2023 11:57:215 min read

Paneles solares: un nuevo hito en nuestro objetivo por una cadena de valor del chocolate descarbonizada.

La invención de la electricidad fue sin duda un hito para la humanidad del que nos hemos beneficiado a lo largo del último siglo. Sin embargo, el cambio climático y los retos medioambientales a los que se enfrenta el planeta hoy en día  hacen urgente satisfacer la demanda energética mediante una transición gradual de los combustibles fósiles a fuentes de energía limpias y renovables que permiten la supervivencia de la especie humana en nuestro planeta.

how to reduce carbon footprint of chocolate

En Luker, la sostenibilidad es una parte crucial de nuestra cultura corporativa, y sabemos que tenemos una responsabilidad con el planeta, por lo que todos nuestros esfuerzos e iniciativas tienen como objetivo construir una empresa que garantice un futuro más sostenible para todos. Por ello, la descarbonización de nuestros procesos y la transición a la energía verde es uno de nuestros principales objetivos.

Descubre esta nueva iniciativa que nos deja un paso más cerca de cumplir nuestro propósito de cero emisiones navegando por este menú:


Según la Agencia Internacional de Energías Renovables, se calcula que para 2050 el 90% de la electricidad mundial puede -y debe- proceder de energías renovables. Pensando en cómo seguir produciendo chocolate sin afectar al medio ambiente, nos preparamos para el futuro, así que decidimos apostar por la energía solar a través de nuestro nuevo proyecto, "Girasol."

Operar con energías renovables en la manufactura del chocolate... ¡así se hace!

El proyecto “Girasol” consiste en instalar un sistema de paneles solares en la planta de producción de chocolate de Bogotá. Es el primer paso para utilizar energías alternativas y limpias en la elaboración de nuestros productos de chocolate. De esta manera, contribuimos a reducir la huella de carbono generada por el consumo de energía tradicional no renovable. 

La planificación del proyecto comenzó en septiembre de 2020 y está en pleno funcionamiento desde diciembre de 2022 con la instalación de 396 paneles solares en una superficie de 1.200 metros cuadrados en el centro de distribución de nuestra planta de producción en Bogotá, con una capacidad total de 238 kilovatios. 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Luker Chocolate (@lukerchocolate)

Con este proyecto, pretendemos reducir 161 toneladas de nuestras emisiones de CO2 al año y nuestro consumo de energía en 275.000 kWh anuales, lo que se traducirá en una reducción significativa de los costes operativos relacionados con la electricidad.

Los paneles tienen una vida útil de 20 años. Durante este tiempo, seguiremos trabajando en la mejora de este sistema para llevarlo a todas las regiones y en el uso de energías renovables para reducir nuestra huella de carbono y lograr una transición energética exitosa dentro de la empresa. Para estar plenamente operativo, el proyecto cuenta con el certificado RETIE (Reglamento Técnico de Instalaciones Eléctricas) y la aprobación de la UPME (Unidad de Planeación Minero Energética) del Ministerio de Minas y Energía. 

"A largo plazo, la idea es instalar más paneles solares en nuestra fábrica de chocolate para reducir al máximo el uso de energía convencional. Actualmente, estamos analizando la posibilidad de extender la energía renovable a nuestras plantaciones de cacao, transformando nuestra cadena de suministro en una más sostenible y reduciendo nuestras emisiones año tras año. Además, estamos profundizando en cada segmento de nuestra cadena de suministro para comprender los retos y las posibles soluciones para convertirnos en una empresa Net Zero", afirma Andrea Camacho, Jefe Regional de Sostenibilidad de Luker Chocolate.

Energías limpias para la cadena de valor del cacao y el chocolate.

Nuestro nuevo proyecto “Girasol” forma parte de El Sueño de Chocolate: el plan colaborativo de Luker Chocolate para generar bienestar sostenible en las comunidades productoras de cacao e impulsa nuestro objetivo de convertirnos en una empresa cero emisiones de Co2 para 2030. Una meta ambiciosa que nos llena de orgullo y motivación.

Hemos logrado avances significativos en los últimos años: durante 2020 y 2021, conseguimos reducir un 16% las emisiones de carbono que generamos, pasando de 47 a 39 toneladas de CO2 por millón de dólares vendidos, gracias a las modificaciones que realizamos en las tecnologías de refrigeración de nuestra fábrica de chocolate, que nos permitieron reducir un 52% las emisiones de carbono relacionadas.

En 2021 alcanzamos la neutralidad de carbono en todas nuestras operaciones. En septiembre de ese año, nuestra empresa firmó el compromiso Race to Zero, una campaña mundial liderada por las Naciones Unidas que tiene como objetivo tener cero emisiones de carbono en 2050. 

Según esta iniciativa mundial, "para evitar los efectos más negativos del cambio climático, las emisiones deben reducirse casi a la mitad de aquí a 2030 y llegar a cero en 2050". Además, reducir la contaminación y los impactos negativos sobre el clima podría ahorrar al mundo hasta 4,2 billones de dólares anuales de aquí a 2030".

En realidad, uno de los principales beneficios de la implantación de las energías limpias es su capacidad para aprovechar y generar la mayor cantidad de energía con la menor cantidad de sol o radiación solar. Esta tecnología se considera la más eficiente, ya que genera la mayor cantidad de energía por metro cuadrado. Alternativas energéticas limpias como ésta son cada vez más populares: alrededor del 29% de la electricidad actual procede de fuentes de energía renovables.

Decididos a cumplir con cero emisiones.

Proyectos como Girasol nos motivan a seguir apostando por una cadena de suministro sostenible y respetuosa con el medio ambiente, devolviendo a la naturaleza y contribuyendo a la conservación medioambiental en las regiones productoras de cacao.

Sin duda, éste es uno de los retos más importantes a los que se ha enfrentado nuestra empresa y requiere un esfuerzo colectivo para reducir al máximo las emisiones. En Luker estamos decididos a hacer todo lo posible para alcanzar este objetivo, por lo que nos hemos marcado un ambicioso plan de descarbonización para lograr cero emisiones netas de carbono en 2030, siguiendo las directrices del Acuerdo de París.

En resumen, la utilización de un sistema de paneles solares en los procesos de producción de la empresa es un paso más hacia la consecución de este desafiante objetivo. De esta forma, buscamos transformar nuestros procesos de producción, permitiéndonos producir el mejor chocolate basado en prácticas sostenibles y respetuosas con el medio ambiente para asegurar un futuro mejor para todos nosotros. ¡Y esto es sólo el principio!

Conoce más sobre nuestros proyectos e iniciativas que buscan una cadena de valor del cacao más sostenible aquí. 

COCOMENTARIOSMMENTS